La pobreza rural, una deuda pendiente en Uruguay | Pobreza Mundial
Estás en: Pobreza > Marginalidad, Pobreza en Latinoamérica > > La pobreza rural, una deuda pendiente en Uruguay

La pobreza rural, una deuda pendiente en Uruguay


canazucar_3814-a724f

La pobreza rural es un problema que afecta a gran parte de los países Latinoamericanos y Uruguay no es la excepción. Las ciudades y pueblos rurales más alejados de los grandes centros urbanos concentran la mayor cantidad de indigentes y pobres del país. Algunas de las regiones rurales más afectadas por la pobreza son las poblaciones de Artigas, Rivera, Cerro Largo, Tacuarembó, Durazno, Flores, Salto y Paysandú.

En estas áreas la pobreza se encuentra tanto en los que tienen algún trabajo u ocupación como también, en quienes no lo poseen ya que ambos tienen necesidades básicas insatisfechas como problemas de alimentación,escaso acceso a la educación,viviendas precarias,no cuentan con servicios como agua potable, cloacas, etc. Este sector social se encuentra en la marginalidad desde hace mucho tiempo.  Las mujeres, jovenes y niños son los más afectados por la pobreza rural. Se puede diferenciar dos situaciones distintas en las que se encuentran los habitantes: Por un lado las personas que no son dueñas de sus tierras y trabajan como obreros rurales, así como también los que no tienen trabajo y por otro lado se encuentran las personas que tienen sus tierras pero que carecen de la suficiente capacitación para poder desarrollar negocios productivos, rentables y competitivos en el mercado y no solo como medio de supervivencia familiar.

Las autoridades han implementado algunos programas para poder reducir la pobreza, pero aún no se observa un cambio relevante, debido a que tienen un perfil asistencialista.

Es necesario implementar políticas públicas que generen un desarrollo local endógeno, esto se logra  brindando  apoyo y recursos para desarrollar emprendimientos productivos, que les permita salir de la pobreza definitivamente a las personas que viven en áreas rurales y que puedan tener una calidad de vida adecuada y  ofrecerle un futuro mejor a sus familias.

Escrito por Adriana el 10 de julio de 2009 en Marginalidad, Pobreza en Latinoamérica