La pobreza y el clientelismo político | Pobreza Mundial
Estás en: Pobreza > Desigualdad Social, Marginalidad > > La pobreza y el clientelismo político

La pobreza y el clientelismo político


lf-ordena-iniciar-programa-navideno-entrega-de-alimentos-a-familias-pobresLa pobreza es un fenómeno social que muchas veces es aprovechado por sectores políticos a través del clientelismo político.

Esta relación entre personas pobres y actores políticos que se benefician de la pobreza de estos, es muy común en América Latina.

Diferentes estratos políticos tanto a nivel local, regional o nacional utilizan a grandes cantidades de personas carenciadas para ganar elecciones, apoyarlos en actos partidarios, y otras acciones de interes para ellos. A cambio las personas reciben planes sociales, subsidios, bolsones de comida, elementos como colchones, frazadas, ropa, escrituras de terrenos, entre otras cosas.

Estos sectores utilizan a los pobres para lograr sus objetivos personales beneficiendose con esta situación por lo que no llevan a cabo políticas de erradicación de la pobreza para poder seguir teniendo como rehenes a miles y a veces millones de personas en estado de subsistencia, que logran manipularlas por unas pocas limosnas.

Esta realidad no es nueva pero es vergonzoso que en pleno siglo XXI se siga utlizando estas estrategias políticas basadas en abusarse de la situación de pobreza a tantas personas para acceder o permanecer en un cargo o ganar una elección.

Estas personas son victimas ya que no tienen otros recursos, por lo deben votar al candidato, hacer lo que le proponen las autoridades actuales porque  sino son amenazados con que se le quitarán los beneficios sociales que poseen o no se les otorgara ninguna ayuda.

Este tipo de comportamiento debe ser repudiado por el resto de la sociedad y obligar a las autoridades y grupos a que abandonen estas prácticas inmorales.

Las políticas y acciones sociales no deben ser clientelistas ni que vuelvan dependientes a las personas, sino que le permitan a las mismas salir del estado de pobreza, además de ser univesales para que no haya discriminación.

A los malos políticos les conviene que haya pobres, ignorantes para poder manejarlos fácilmente y engañarlos. Pero las sociedades no tienen que aceptar este tipo de actitudes tan comunes en particular en los países subdesarrollados sino todo lo contrario.

La pobreza se combate cuando toda una sociedad esta convencida en lograr este objetivo y le exige a sus autoridades acciones que realmente mejoren en forma definitiva la vida de las personas.

Las acciones deben procurar la defensa de los derechos de las personas por lo que no se les puede pedir nada a cambio. Cuando esto ocurre es porque las personas o grupos tienen una actitud corrupta e interesada que solo se preocupa  su beneficio personal siendo muy perjudicial para el resto de la sociedad.

Escrito por Adriana el 25 de noviembre de 2009 en Desigualdad Social, Marginalidad