La propiedad de la tierra y la pobreza | Pobreza Mundial
Estás en: Pobreza > Desigualdad Social, Problemas Sociales > > La propiedad de la tierra y la pobreza

La propiedad de la tierra y la pobreza


20070404020452-mandi-3Uno de los elementos que se repite en la mayoría de los países subdesarrollados y que tienen extensiones de tierras importantes, es la concentración de la propiedad de tierras.

Desde hace siglos en mcuhos países se viene produciendo un quite o robo de tierras a los habitantes originarios aborígenes y campesinos por parte del estado, de familias adineradas y terratenientes o grandes empresas. Esto viene ocurriendo desde hace mucho tiempo, por lo que se produjo una gran concentración de tierras en unas pocas manos, en la mayoría de las comunidades de los países pobres.

Esta situación empeora la realidad social de pobreza de las poblaciones y familias cuando no son dueñas de tierras ya que no pueden ni siquiera realizar producciones de subsistencia. Y son dependientes del trabajo u ayuda de otros.

Otra situación común es que le otorgan o restituyen las tierras a sus verdaderos dueños, cuando estas ya están agotadas por haber sido  sobreexplotadas por otros, por lo que ya no tienen capacidad ni fertilidad en el mediano plazo.

Los reclamos de los campesinos pobres para la restitución o reconocimeinto de la propiedad de sus tierras duran décadas, luego si se les reconoce el derecho comienzan la lucha para poder llevar a cabo actividades productivas muy pequeñas que por lo general no logran ganancias solo le permiten sobrevivir. Inclusive muchos se ven presionadas a vender sus tierras a grandes empresas extranjeras debido a que no tienen capacidad de producir por lo que deben abandonarlas por unos pocos dólares.

En diversos países, amplios sectores sociales reclaman como una forma de combatir la pobreza realizar una verdadera y seria reforma agraria, que beneficie a los más pobres.

La redistribución de la tierra es una política efectiva para mejorar la situación de pobreza de miles de personas, pero solo es el primer paso el reconocer o darle la posesión de la propiedad de las tierras. Sino que además se deben establecer mecanismos de ayuda para que los pequeños productores puedan tener emprendimientos sean viables económicamente, que puedan crecer y mantenerse en el tiempo, y se logre un desarrollo humano local.

Escrito por Adriana el 24 de octubre de 2009 en Desigualdad Social, Problemas Sociales