Los campos de refugiados | Pobreza Mundial
Estás en: Pobreza > Desigualdad Social, Marginalidad > > Los campos de refugiados

Los campos de refugiados


Cada año aumenta el número de refugiados que por diversas razones se ven obligados a salir de sus países, para luego vivir en situación de pobreza y exclusión en los muchos campos que han sido improvisados para ellos. Entre los mayores grupos de refugiados figuran los casi 4000,000 palestinos que viven en diversos grupos en campos de refugio en el Líbano. Así como los campos en Líbano, hay muchos en otros países y con refugiados o desplazados de diversas nacionalidades, que no cumplen con las condiciones  de higiene necesaria, carecen de aguas residuales, agua potable incluso electricidad.

Otro de los problemas que enfrentan estos campos, es la marginación, pues muchos de sus habitantes  no pueden siquiera ejercer sus profesiones libremente y en la mayoría de los casos los jóvenes deciden emigrar a otros países, teniendo la misma suerte.

De hecho hay muchos campos de concentración que se vuelven el hogar de miles de familias, por ejemplo Daddab en Kenia, conocido como el campo de concentración más grande del mundo, acaba de cumplir 20 años. La intención inicial de Daddab era albergar a los casi 90, 000 somalíes que habían sido desplazados por la Guerra Civil, sin embargo a 20 años de su creación este campos alberga unas 463,000 personas. En los últimos dos años, las sequías y hambruna a la que se enfrenta Somalia, hacen que cada día lleguen un promedio de mil refugiados,  lo que hace la sostenibilidad del campo cada vez más difícil.

Según datos de ACNUR,  en 2012 se registraron un promedio  479,300 solicitudes de asilo en unos 44 países industrializados, haciéndola la cifra más alta en la última década, los principales países receptores de peticiones de acilo son Estados Unidos, Alemania, Francia, Suecia y Reino Unido. Dentro de las nacionalidades que solicitan asilo figuran los afganos, sirios, serbios y chinos.

Campo Daddab en kenia

Campo Daddab en kenia

 Fuente: Foto

 

 

 

 

 

Escrito por Ana el 24 de junio de 2013 en Desigualdad Social, Marginalidad