Ruanda un país con heridas abiertas | Pobreza Mundial
Estás en: Pobreza > Hambre, Pobreza en África > > Ruanda un país con heridas abiertas

Ruanda un país con heridas abiertas


ruandaRuanda sufrió una guerra civil que provoco unos de los peores genocidios de las últimas décadas, en el año 1994.

Más de un 1.000.000 de muertos hubo, la mayoría hombres y niños, entre 250.000 y 500.000 mujeres y niñas fueron violadas en los 100 días que duro esta guerra. Esta situación provocó la proliferación y el contagio a más de 300.000 mujeres con sida.

Estas cifras son desgarradoras y hoy en día se sigue padeciendo las consecuencias y los recuerdos duelen demasiado para hablar sobre ello.

Hay heridas todavia abiertas, familias destruidas por la guerra y sumergidas en la pobreza más extrema.

En la capital Kigali se esta produciendo una expansión urbanística que busca modernizar y cambiar la imagen del país con la construcción de edificios y barrios elegantes e infraestructura en la misma. Pero esta no es la unica realidad, es solo una parte.

Aunque hay un gobierno democrático sigue habiendo practicas políticas y económicas poco transparentes y que se benefician unos pocos, ya que hay una concentración de la riqueza que se genera, por parte de unas minorias.

La mayoría de los fondos con que cuenta Ruanda es de ayuda externa tanto de Naciones Unidas, Gobiernos extranjeros y ONGS.

Falta mucho por hacer ya que la pobreza esta muy extendida en especial en las mujeres que forman el 70% de la población y en los niños.

Las áreas rurales son las más afectadas por la pobreza ya que el 84% de la población es pobre. Faltan centros de salud y medios para el tratamiento de diversas enfermedades, caminos y vehículos para trasladar enfermos, faltan escuelas, es poca la infraestructura y los servicios de electricidad, agua etc, la desocupación es altisima y el sida es un grave problema de salud pública.

El nuevo paisaje que ofrece la capital de Ruanda odenada, prolija, con edficios nuevos y sin mendigos o pobres deambulando es solo un espejismo del nuevo país que  se quiere mostrar al mundo, un progreso que no es real sino parcial.

Basta con solo alejarse  unos pocos kilómetros para ver la realidad social de Ruanda, y que no se puede ocultar como los desnutridos y enfermos, el hambre y los problemas sociales mas graves que uno se pueda imaginar.

Todavia no se puede hablar de reconstrucción ni reconciliación social entre los diferentes sectores etnicos de Ruanda.

No se observa una planificación integral para reconstruir el sistema económico, social, político y cultural entre los diferentes etnias y grupos del país.

La dependencia a la ayuda internacional no es buena manera de empezar a construir las bases para un país.

Se deben utilizar los fondos para ayudar y fomentar el desarrollo económico y social en forma generalizada, asi como trabajar por la paz con el dialogo como forma fundamental para resolver diferencias, sin ningun tipo de violencia y lograr beneficios reales para todos los habitantes de este país, este es el gran desafio.

Escrito por Adriana el 31 de octubre de 2009 en Hambre, Pobreza en África